Palmera datilera pigmea

Nombre botánico: Phoenix roebelenii

Origen: El sudeste de Asia

Altura: Hasta 7 pies (1,8 m) en interiores

Palmera datilera pigmea

Palmera datilera pigmea

La palmera datilera pigmea es una planta enana que alcanza varios pies de altura después de varios años. Sin embargo, dale algo de espacio. Esta palma de crecimiento lento se extenderá a aproximadamente 4 pies de ancho.

Sus hojas largas y arqueadas presentan folletos delgados y de aspecto delicado. A diferencia de otras palmeras datileras, esta tiene folletos suaves que le dan un aspecto elegante y plumoso.

Hay espinas afiladas en la base de los folletos, por lo que es una buena idea usar guantes de jardín al recortar las hojas viejas.

¿Puntas de hojas marrones?

Si las puntas de los folletos se vuelven marrones y crujientes, el aire está demasiado seco. Este nativo del sudeste asiático necesita un ambiente húmedo. Rocíe la planta con frecuencia o use un humidificador de habitación para aumentar la humedad en el aire que la rodea.

¿Se pregunta si trasplantar?

Trasplante una planta joven en primavera cada dos años, para darle el espacio que necesita para crecer. Cuando envejezca, simplemente revístala reemplazando los primeros dos centímetros de tierra. La palmera datilera pigmea tiene raíces delicadas y no le gusta que la molesten. Use un recipiente pesado para evitar que se caiga porque esta palma que se extiende se vuelve pesada en la parte superior.

Esté atento a las plagas

Los insectos de escamas son insectos ovalados de color marrón que tienden a esconderse en la parte inferior de las frondas, a lo largo de la nervadura central. A medida que las escamas se alimentan de las plantas, excretan melaza, una sustancia pegajosa que a menudo atrae la hollín. Aísle una planta afectada y trate cualquier infestación de inmediato.

Consejo de compra: Otro nombre común para esta planta Palmera datilera enana. Esta palma se vende generalmente por el nombre de la especie. Busque Phoenix roebelenii para asegurarse de obtener esta planta.

Consejos para el cuidado de la palmera datilera enana

Luz: Luz indirecta brillante. La luz intensa de la mañana procedente de una ventana orientada al este le dará a su palma la luz que necesita. Dale a la planta un cuarto de vuelta cada semana para exponer todos los lados a la luz solar.

Agua: Esta planta no requiere mucha atención, pero tenga cuidado de no regarla en exceso. Un drenaje deficiente y un suelo empapado pueden provocar la pudrición de las raíces. Mantenga el suelo húmedo de primavera a verano y apenas húmedo en otoño e invierno.

Humedad: A este nativo tropical le gusta la alta humedad. Cuando la humedad relativa descienda por debajo del 50%, coloque la olla sobre una bandeja de guijarros o use un humidificador de ambiente de niebla fría.

Temperatura: Promedio a cálido 65-85 ° F / 18-29 ° C durante todo el año. Tolerará un mínimo de 55 ° F / 13 ° C en invierno.

Suelo: Use una mezcla para macetas que drene bien. Recomiendo agregar perlita o arena a una mezcla para macetas estándar.

Fertilizante: Alimente una vez en primavera y nuevamente en verano con un fertilizante de liberación prolongada. El fertilizante de rosas funciona bien porque proporciona los micronutrientes que necesita esta palma. La escasez de magnesio provocará manchas amarillas en los folletos.

Propagación: Corta los chupones que crecen en la base de la planta. Asegúrese de incluir las raíces y colóquelas en recipientes separados. Las plantas se pueden cultivar a partir de semillas, pero esperará años para que la planta se convierta en un árbol.