¿Deben colocarse juntas las plantas de casa?

A todos nos agrada el aspecto de una estantería de plantas que está atestada.

Hasta que descubres que, realmente, a las plantas es posible que no les guste estar tan juntas…

Entonces, por muy tentador que sea, no procures provocar que las hojas de tu planta se desplieguen.

Si una planta siente que se está invadiendo su espacio, no tiene la opción de huir, lo único que puede hacer es activar su sistema de contestación a amenazas, una versión vegetal de un sistema inmunológico.

Por ello ¿deben colocarse juntas las plantas de casa?

¿A las plantas de interior les agrada tocarse entre sí?

No solo no les agrada tocarse, tampoco desean que las toques.

Esta área de investigación es parcialmente nueva, mas las plantas son considerablemente más sensibles a los estímulos de lo que pensamos.

El menor contacto de cualquier cosa provoca una gran contestación genética en la planta.

¿Sabías que si sacudes suavemente las plántulas (imitando el viento), hace que medren raíces más resistentes? No lo hagas demasiado, por el hecho de que puede atrofiar la planta.
¿Deben colocarse juntas las plantas de casa?

Grupo de plantas, quizá una no muy buena idea…

¿Qué puede pasar si tus plantas se tocan entre sí?

La palabra conveniente en este contexto es thigmomorphogenesis (thigma significa tacto en heleno).

Esto se refiere a de qué manera las plantas responden al tacto mecánico, así sea el viento, la lluvia o bien el roce de los animales que pasan, o bien , buscando insectos o bien nuevos brotes.

Aquí es donde viene el temblor de las plántulas: las plantas que se cultivan en el interior son más altas y más delgadas que las que se cultivan al aire libre pues el viento anima a las plantas a medrar de una forma más robusta.

Si tus plantas se tocan entre sí, puedes detener su desarrollo, por el hecho de que las plantas consideran que hay espacio limitado.

Tocar las plantas regularmente (o bien hacer que se toquen entre sí) puede reducir el desarrollo de las plantas en un treinta por ciento .

Cuanto más cerca estén tus plantas, más simple va a ser infestarlas

Por lo general, a las plagas de plantas familiares no les agrada viajar lejísimos, con lo que sostener las plantas perjudicadas en aislamiento es más simple decirlo que hacerlo.

Tener una mesa que cobija plantas infestadas de plagas; es la forma más simple de rememorar a quién se debe tratar y, cuando menos, no expondremos nuestras otras plantas.

Cómo colocar tus plantas a fin de que no se toquen entre sí

Varía las alturas de tus plantas

Colócalas de forma que las plantas altas estén al lado de las plantas bajas o bien apila tus plantas en zócalos (una maceta invertida es buena opción) a fin de que no se toquen entre sí.

Se creativo con tus muebles

Una genial opción es la  cubierta del radiador para colocar de forma ordena y coqueta tus plantas de interior.

Son bastante económicos, capaces para inquilinos y suficientemente delgados para caber en espacios que de otra forma serían inútiles.

Si tus plantas son demasiado grandes, recórtalas y evita que se interpongan en el espacio de sus otras plantas.

Haz crecer tus plantas en expansión sobre postes de musgo.

Los potos son una opción evidentemente, mas los grandes fildendros y monsteras se pueden dominar substancialmente uniéndolos a postes de musgo.

Además le hecho de hacer crecer tus potos sobre tutores de cualquier tipo, dan como resultado una planta con una estetica sobresaliente, perfecta para decorar tu espacio y dar ese toque verde y luminoso que tanto nos gusta a los amantes de las plantas.